Alegrías y decepciones en las noches de agosto

Avatar de Usuario
arturo9
Mensajes: 45
Registrado: 07 Oct 2018, 16:32

Alegrías y decepciones en las noches de agosto

Mensajepor arturo9 » 04 Sep 2019, 16:11

Permitidme compartir mis experiencias de novato en mi primer mes de agosto astronómico en la playa (zona de Oliva) en apartamento con ático. Un montón de ilusiones para disfrutar de noches estrelladas en una zona no exenta de contaminación lumínica. Estoy a 6 kilómetros de Oliva, cuya luminosidad es notoria, a la que hay que añadir las propias luces de la urbanización que no se apagan en toda la noche, aún así las condiciones son mucho mejores que el centro de Valencia.
Mi equipo es un pequeño pero resultón Astro FI 5”, un SC que tengo desde hace menos de un año, con el que me estoy iniciando en astronomía y que me ha dado bastantes alegrías… y alguna decepción. También unos prismáticos Celestron Pro 15x70, con los que han sido todo alegrías. Y llevaba tiempo dándole vueltas a adquirir unos prismáticos más pequeños, para abarcar más campo y aprender a guiarme mejor por el cielo nocturno. Aunque había leído en los foros que unos 10x50 eran los más adecuados para tal menester, al tener ya unos 15x70 pensé que lo mejor sería ir a por unos más pequeños, unos 7x50, también muy recomendados. Encontré una buena oferta en una tienda de Valencia, unos Zeus BK4 por 59 €, y los compré. No sé si ha sido una buena idea, luego lo explico.
La zona de observación de estas noches ha sido un ático con buena visión en casi todas direcciones, aunque al noroeste el fogonazo de luces de la población de Oliva casi alcanzaba la Osa Mayor, de hecho la ocultaba cuando empezaba a descender. Sin embargo, como muchos áticos, el suelo tiene desnivel, y seguramente ésta ha sido una de las causas (y me pongo ya con las decepciones) por las que me ha resultado dificilísimo alinear correctamente el telescopio. Cuando lo he conseguido, los objetos quedaban muy separados del centro del ocular, de modo que cuando le daba a “Align” para ajustar al alineación me decía que era imposible porque el objeto se encontraba demasiado lejos del objeto seleccionado.
Y eso cuando conseguía alinear el telescopio. Porque la conexión wifi ha sido un auténtico desastre. Algunas veces me pasaba en Valencia, pero solo algunas veces. Lo de este verano ha sido una pesadilla. Conectarse se conectaba la primera vez, pero a la mínima se volvía a desconectar y entonces ya no había manera de volver a coger la señal. Tenía que apagar el telescopio, volverlo a encender, y lo mismo con el móvil, salir de la app Sky Safari (utilizo la Plus), volver a entrar… Desesperante. Y como me olvidara de configurar la pantalla para que se quedara permanentemente encendida, en cuanto se apagaba en medio de la alineación, ya me decía que estaba en la “alineación 8 de 10”, y a empezar de nuevo.
Al final, como en varias noches he tenido amigos en el ático ávidos de ver algo por el telescopio (y de beberse algunos gintonics), me he limitado en esos casos a conectar el telescopio sin alinear y dirigirlo a Saturno y Júpiter que es lo que todos querían ver, además de la Luna. Eso si ha sido un éxito. Con el Astro FI de 5” se ve fantástico Saturno, aunque no he llegado a distinguir la división de Cassini. Y Júpiter ha sido una gozada, se observan sin problemas las bandas del planeta, aunque ninguna noche he llegado a distinguir la mancha roja. Les enseñé también la doble de Mizar (Alcor) visible con prismáticos y la otra (Mizar B) solo visible con telescopio, contando la historia de los arqueros árabes, la doble Albireo y algún cúmulo y asterismos como La Percha (Collinder 399) y se quedaron más que encantados. Pero yo quería apuntar a otros objetivos nuevos, y algunos he conseguido, por ejemplo un maravilloso M11, el cúmulo del Pato Salvaje, que me pareció fascinante, aunque el pato no lo ví por ningún lado. Pero sin el telescopio correctamente alineado, no tengo la pericia para buscar objetos con facilidad. Solo los más fáciles de encontrar, com planetas y algunas estrellas localizables a simple vista. Manualmente (dirigiendo el telescopio desde el móvil) pude llegar a observar algunos objetos a los que le tenía ganas, como la “Doble Doble”, al lado de Vega, que nunca he podido desdoblar sus componentes. Según el fantástico libro “Atlas del cielo nocturno” de Storm Dunlop, las componentes de la Doble Doble se resuelven como estrellas binarias con aberturas de 60 a 75 mm. Yo tengo 125 mm y ni de coña se ven las dos binarias.
Con los prismáticos, sin embargo, todo han sido alegrías. Los Celestron Pro 15x70 sobre un trípode han sido una auténtica delicia. Apuntar a la zona de la Vía Láctea y barrerla noche tras noche para familiarizarme con la Nebulosa de la Laguna, la Trífida, los cúmulos de Sagitario, M26… He disfrutado muchísimo con estos prismáticos, me han quitado muchas horas de dormir pero ha valido la pena. Solo me ha fallado M13, el Cúmulo de Hércules. Me he pasado el verano buscándolo, sin éxito, Seré muy burro, pero lo he buscado de todas maneras, y lo que ví sin dificultad hace unos meses en Valencia con prismáticos, aquí es como si el cúmulo se hubiera ido a otro sitio.
Lo que me ha resultado decepcionante son los 7x50. Buscaba unos prismáticos con más campo visual para aprender a moverme mejor por las constelaciones, y para eso sí que han valido la pena. Por ejemplo, con las 15x70 me cuesta identificar las estrellas principales de Casiopea, porque no destacan tanto con respecto a las demás, todas brillan mucho, pero con los 7x50 es mucho más fácil reconocer las constelaciones y sus estrellas principales. Y otra ventaja de estos pequeños prismáticos: puedes manejarlos con la mano, a pulso, apenas tiemblan y eso sí que me ha gustado. Pero tienen muy poca luminosidad, y se ven muchas menos estrellas que con los 15x70, la diferencia llega a ser abismal. Por ejemplo, con las Pléyades y los 7x50, alcanzaba a contar cerca de quince estrellas. Con los 15x70, casi cuarenta. Además, cuando mueves con el trípode los 15x70, y llegas a las Pléyades, el fogonazo de luz es espectacular, el cúmulo resulta maravilloso, y te golpea el estómago como cuando apuntas por primera vez a la nebulosa de Orión en invierno, o a la Nebulosa de la Laguna. Son momentos emocionantes, que con los 7x50 no consigo.
Es verdad que obvié una recomendación que leí alguna vez: si no tienes una buena y joven vista, como es mi caso, mucho mejor unos 10x50. Pero al menos me sirven para orientarme mejor.
Los prismáticos, en definitiva, me han dado los mejores momentos del verano. La impotencia de la conexión wifi con el telescopio y los problemas de alineación han sido una decepción. No sé si acabaré comprando el mando físico para, al menos, manejarlo manualmente sin tantos cortes de señal. Una pena, porque tenía muchas esperanzas con el SC 5” en estas noches de verano. Pero… ¡Benditos prismáticos!
Venga, saludos a todos.
Astro FI 5" 125mm
Polarex 70mm
Baader Hyperion Zoom Mark IV
Celestron Skymaster Pro 15x70
Minox 20x50
Zeus 7x50
Tripode Tokura s-180

Avatar de Usuario
ber
Mensajes: 343
Registrado: 28 Ago 2008, 23:00
Ubicación: San Sebastian de los Reyes

Re: Alegrías y decepciones en las noches de agosto

Mensajepor ber » 04 Sep 2019, 19:49

Hola.
M13 es que cierra en agosto :lol: :lol: :lol:

Lo importe es que te lo pases bien con la afición a pesar de los problemas con la electronica. yo por eso voy totalmente en manual.
Si no encuentras un objeto como ese cúmulo con los prismáticos, vuelve a mirar bien el mapa, identifica dos estrellas visibles cercanas y construye un triangulo imaginario entre estas y el objeto en el mapa y en el cielo. Ya veras como con algo de practica funciona bien.
En cuanto a las dobles, como para todo en esto, paciencia. quizas no has pillado la nohe adecuada aún. Aunque tampoco es el teles mas adecuado para estas observaciones. Efectivamente Epsilon lyrae, como pone en ese libro, no es particularmente dificil. Yo la he desdoblado con un ed 70 y jugando a comparar telescopios con mi Vixen 102 M diafragmado a 60 mm sin problema. Las chungas son las que tienen mucha diferencia de brillo y están muy pegadas. La secundaria tiene la mala costumbre de caer en el anillo de difraccion de la primaria. Hay está lo divertido, en el reto.
Lo dicho, paciencia y a disfrutar.

Un saludo.

Avatar de Usuario
arturo9
Mensajes: 45
Registrado: 07 Oct 2018, 16:32

Re: Alegrías y decepciones en las noches de agosto

Mensajepor arturo9 » 06 Sep 2019, 09:57

Pues lo seguiré intentando, las dos estrellas principales de Epsilon Lyrae sí se desdoblan con gran facilidad, incluso con prismáticos, pero desdoblar cada una de sus componentes, nunca lo he podido conseguir. El caso es que con este telescopio he podido desdoblar casi todas las dobles consideradas "asequibles". De las más conocidas, mis cuentas pendientes siguen siendo la Doble Doble, e Izar, que tampoco cae ni a tiros...
Astro FI 5" 125mm
Polarex 70mm
Baader Hyperion Zoom Mark IV
Celestron Skymaster Pro 15x70
Minox 20x50
Zeus 7x50
Tripode Tokura s-180

Avatar de Usuario
arturo9
Mensajes: 45
Registrado: 07 Oct 2018, 16:32

Re: Alegrías y decepciones en las noches de agosto

Mensajepor arturo9 » 29 Sep 2019, 20:46

Pues resulta que he vuelto este fin de semana al apartamento de Oliva, y todos los problemas de conexión wifi con el telescopio que me amargaron el mes de agosto, han desaparecido como por arte de magia: alineación al segundo intento (Altair, Vega y Saturno), y objetivos que se alcanzan sin dificultad perfectamente centrados en el ocular. Al menos hasta que cambié la orientación oeste (estaba en Cisne y Lyra) por la este, buscando Perseo Y Casiopea, ahí ya los objetivos empezaron a quedarse lejos del centro del ocular, y tuve que buscarlos manualmente. Pero, en definitiva, una noche fructífera tras las angustias veraniegas. Será porque en verano los apartamentos estaban totalmente ocupados, todos los routers encendidos y señales wifi a doquier. Este fin de semana he estado solo, no había más señal wifi que la de mi router, y quizás por eso los problemas han desaparecido. No sé...

Por cierto, por fin he conseguido desdoblar cada una de las componentes de la Doble Doble, que hasta ahora se me habían resistido. Le tuve que meter 156 aumentos, lo máximo que me permite el Hyperion Zoom, y aún así no se veían perfectamente desdobladas, pero al menso se dejaban atisbar. Probaré con la barlow, a ver. Pero vamos, que tan fácil como decís que es, a mí no me lo ha parecido en absoluto. Pero ilusiona empezar a derribar muros. Próximo reto, Izar. Espero esté al alcance de mi SC 125 mm, porque de esta doble parece que sí hay consenso en que no es precisamente sencilla...
Buenas noches.
Astro FI 5" 125mm
Polarex 70mm
Baader Hyperion Zoom Mark IV
Celestron Skymaster Pro 15x70
Minox 20x50
Zeus 7x50
Tripode Tokura s-180

Volver a “Observación”