El metano de Titán y las aguas de Marte

Avatar de Usuario
Telescopio
Mensajes: 3186
Registrado: 13 Dic 2004, 00:00
Ubicación: España y olé
Contactar:

El metano de Titán y las aguas de Marte

Mensajepor Telescopio » 01 Dic 2005, 08:21

Os paso esta noticia, publicada hoy en EL PAIS.ES sobre los análisis de los datos obtenidos por las sondas Huygens (Titán) y Mars Express (Marte):


El enigma del metano en Titán...

Los científicos se preguntan por el origen del gas que halló la 'Huygens'

AGENCIAS - París
EL PAÍS - Sociedad - 01-12-2005

Han tardado casi un año en analizar y preparar los datos para su publicación, pero los científicos ya lo saben casi todo sobre el histórico descenso de la sonda europea Huygens en Titán, la mayor luna de Saturno. El estudio no ha sido fácil, empezando por la distancia a que se produjo la hazaña -1.200 millones de kilómetros-, pero sus resultados son sorprendentes. Muestran que Titán es un mundo bañado en una nube anaranjada de hidrocarburos, cuyo origen es el metano, que hace el papel del agua en la Tierra. Su suelo, que se suponía cubierto de mares, es en realidad blando, esponjoso, formado por partículas orgánicas que caen en forma de lluvia sobre hielo de agua y de metano.

Más de un centenar de científicos, europeos y estadounidenses en su mayoría, han participado en el estudio, que presentó ayer la Agencia Europea del Espacio en París, y que se publica en la revista 'Nature'. Dos de ellos, François Raulin y Hasso Niemann, explicaron que tiene que haber una fuente continua de metano procedente del interior del planeta, dado que éste se pierde en la atmósfera. Sin embargo, no tienen ningún indicio de que esta fuente sea biológica (las bacterias, por ejemplo, producen metano) y creen que es posible que en la Tierra se haya dado la misma evolución y existan depósitos gigantescos de metano (el principal componente del gas natural). Otros datos confirman que existe actividad geológica en el satélite.

Titán es un cuerpo celeste particularmente interesante porque es el único del sistema solar, además de la Tierra, que posee una atmósfera densa, compuesta principalmente por nitrógeno.

Durante su descenso de dos horas y 28 minutos a través de la atmósfera de Titán, el 14 de enero de 2005, la sonda europea, que se había separado el 24 de diciembre anterior de la nave Cassini, registró una multitud de datos con sus seis instrumentos, que continuó transmitiendo durante 72 minutos tras el aterrizaje.

Las medidas han confirmado que la presión atmosférica es 1,5 veces la de la Tierra, y la temperatura es de 180 grados bajo cero, lo que impide la formación de vapor de agua y, por tanto, de oxígeno, a partir del hielo de agua, según Francesca Ferri.

En cuanto a los vientos, soplan en el mismo sentido de rotación del satélite y son más rápidos, llegando a los 120 metros por segundo a 120 kilómetros de altura. Curiosamente, en la superficie, la sonda no detectó apenas viento, lo que hace preguntarse sobre el papel de éste en los paisajes esculpidos por la erosión observados durante su descenso. Los profundos y anchos valles fotografiados parecen deberse a cursos de metano líquido.


... y el hielo de agua en el subsuelo de Marte

AGENCIAS - París
EL PAÍS - Sociedad - 01-12-2005

En el polo Norte de Marte existen todavía depósitos subterráneos de agua, según los primeros datos obtenidos por el radar Marsis de la nave europea Mars Express, que está en órbita del planeta a una altura de entre 250 y 800 kilómetros. Las ondas de radar han penetrado más de un kilómetro en el subsuelo estratificado y han mostrado que la parte superior está formada principalmente por hielo de agua casi pura mientras que a mayor profundidad habría estratos de arena, cimentada seguramente por hielo de agua.

Este estudio, dirigido por Giovanni Picardi, y otros fueron dados a conocer ayer por la Agencia Espacial Europea en París y se publican esta semana en las revistas Science y Nature. La búsqueda de agua líquida con el radar en el subsuelo comenzará en 2006. Es la primera vez que se analiza el subsuelo marciano directamente.

Otro equipo de investigadores, que han utilizado el instrumento Omega de la misma nave, han mostrado que existía agua en gran cantidad sobre el planeta poco después de su formación, hace unos 4.000 millones de años. La mayoría de los científicos está de acuerdo en que el planeta fue muy húmedo en la antigüedad. El equipo de François Poulet ha detectado en terrenos muy antiguos del planeta arcillas del tipo de filosilicatos que se forman cuando las rocas basálticas volcánicas se sumergen en agua durante mucho tiempo. Según el especialista Horton Newson, este descubrimiento confirma la presencia de grandes cantidades de agua en el planeta en alguna época. "La era de los filosilicatos no sabemos cuanto duró y posiblemente no lo sabremos jamás, pero la presencia de agua en estado líquido en Marte no se prolongó más 100 millones de años", afirmó Poulet. Por su parte, Agustín Chicarro dio cuenta de los indicios de metano y vapor de agua en la atmósfera de Marte.

El radar también ha detectado una formación circular de 250 kilómetros, no visible en la actualidad, que se habría formado por el impacto de un meteorito en la zona ecuatorial de Chryse Planitia.
Última edición por Telescopio el 01 Dic 2005, 08:31, editado 1 vez en total.

Avatar de Usuario
Telescopio
Mensajes: 3186
Registrado: 13 Dic 2004, 00:00
Ubicación: España y olé
Contactar:

Mensajepor Telescopio » 01 Dic 2005, 08:31

Por su parte, el diario EL MUNDO.ES también dedica amplio espacio a estas dos noticias:

La 'Mars Express' encuentra pruebas de grandes acuíferos en Marte en el inicio de su historia

OLALLA CERNUDA

MADRID.- Hubo un tiempo, hace millones de años, en que el planeta Marte estaba surcado por agua en estado líquido que se almacenaba en grandes acuíferos. Eso fue en el comienzo de la historia del planeta rojo, pero los instrumentos a bordo de la sonda 'Mars Express' han encontrado pruebas de que nuestro 'vecino' planetario fue un día un lugar 'habitable'.

La Agencia Espacial Europea ha presentado en una rueda de prensa en París los datos más relevantes ofrecidos por una de sus misiones estrella: La 'Mars Express', una sonda que sobrevuela el planeta rojo desde hace algo más de un año, proporcionando datos de enorme importancia para los científicos. De hecho, los aportados por el espectrómetro OMEGA (que detecta sustancias minerales, así como la actividad glaciar o de algún tipo de agua en la superficie y el subsuelo) prueban la evolución climática del planeta, desde un lugar donde el agua era un elemento habitual y presente en grandes cantidades, hasta el árido desierto que es hoy.

De los estudios realizados hasta ahora por ésta y otras misiones, los científicos habían llegado a la conclusión de que el planeta había sufrido un proceso geológico en el que había participado de algún modo el agua, lo que dejó su rúbrica en estructuras presentes hoy en la superficie de Marte, como canales y valles formados por erosión acuosa. Pero estas observaciones no implicaban necesariamente la presencia estable de agua en la superficie durante grandes periodos de tiempo.

Ahora, los datos recogidos por OMEGA revelan de forma incuestionable la presencia de minerales en la superficie del planeta que implican la presencia de agua durante largos periodos de tiempo en la superficie. Estos minerales 'hidratados', llamados así porque contienen agua en su cristalina estructura, son una prueba concluyente del pasado geológico del planeta, relacionado siempre con el agua.

Durante 18 meses, OMEGA ha elaborado un mapa de prácticamente toda la superficie de Marte, a una resolución de entre uno y cinco kilómetros. Los instrumentos de la 'Mars Express' detectaron la presencia de dos minerales 'hidratados' distintos, los 'filosilicatos' y los 'sulfatos hidratados', presentes en numerosas, aunque aisladas, zonas de la superficie del planeta.

Imagen
Imagen, tomada por OMEGA, de los lugares donde se han encontrado minerales que demuestran la existencia de agua. (Foto: ESA)

Ambos minerales son fruto de una alteración química de las rocas, aunque sus procesos de formación son muy diferentes y apuntan a dos tiempos distintos de la historia del planeta. Los 'fosilicatos' son producto de la alteración de minerales de origen magmático, y se forman después de un largo contacto con agua. Un ejemplo de este tipo de material es la arcilla. Se han encontrado 'fosilicatos' en las zonas de Arabia Terra, Terra Meridiani, Syrtis Mayor, Nili Fosae y Marwth Vallis.

El espectrómetro OMEGA detecta dos minerales 'hidratados' en numerosas zonas de la superficie del planeta rojo

Los 'sulfatos hidratados' son también minerales de origen acuoso, y se forman por depósitos de agua salada. La mayoría de los sulfatos necesitan ácidos y agua para formarse. Este tipo de materiales se ha encontrado en varios depósitos en Valles Marineris, Terra Meridiani y en las dunas del casquete polar norte.

La pregunta que se hacen ahora los científicos es en qué punto de la historia del planeta hubo grandes cantidades de agua en la superficie, y cuándo se fue evaporando o filtrando para convertir a Marte en el lugar árido que es hoy en día. "Los depósitos de 'filosilicatos' arcillosos que hemos detectado se formaron por una alteración de los materiales de la superficie en los primeros tiempos de existencia de Marte", según señaló Jean-Pierre Bibring, el científico responsable de las investigaciones del OMEGA.

Pero éste no ha sido el único avance que los expertos han sacado del viaje de la 'Mars Express'. Por primera vez en la historia de la exploración planetaria, el radar MARSIS, que viaja a bordo de la sonda de la ESA, ha suministrado a los científicos información sobre las profundidades del planeta rojo. Un lugar donde todavía quedan depósitos de agua helada bajo los casquetes polares, y donde se pueden encontrar algunos cráteres de impacto enterrados.

Si bien los científicos disponen desde hace años de datos bastante precisos de la superficie de Marte, e incluso de las profundidades de algunos valles y cráteres, esta es la primera vez que se consigue 'observar' el subsuelo. El radar MARSIS aprovechó las noches del verano marciano para hacer sus mediciones, que detectaron una enorme estructura circular -de unos 250 km de diámetro- enterrada bajo la superficie de las depresiones de Chryse Planitia, en el norte del planeta. Los científicos han llegado a la conclusión de que se trata de un cráter de impacto enterrado, que posiblemente tiene una capa superior de hielo y materiales muy ricos.

----

Titán: un mundo esponjoso, naranja y con lluvias de partículas orgánicas

OLALLA CERNUDA

MADRID.- Los primeros análisis de los datos transmitidos por la sonda Huygens, de la Agencia Espacial Europea, muestran que Titán, una de las lunas de Saturno, es un mundo bañado en una neblina naranja, mientras que a ras del suelo una ligera brisa nece la esponjosa superficie, cubierta siempre de partículas orgánicas que caen del cielo en forma de lluvia.

Casi un año después de que la pequeña sonda, que viajó hasta Titán a bordo de la nave Cassini, tocara suelo en la luna helada, la ESA ha convocado una rueda de prensa en París para informar de los primeros datos científicos de la misión. Un análisis detallado de las dos horas y 28 minutos de descenso de la sonda hasta la superficie, y de las más de tres horas que estuvo enviando datos a Tierra desde allí.

Según Jean Pierre Lebreton, responsable de la misión, la Huygens llegú a su destino, tras siete años de viaje, el 14 de enero de 2005. Durante el descenso, la nave fue capaz de tomar imágenes claras desde unos 40 kilómetros de altura, "lo que mostró un mundo sorprendente, similar a la Tierra en muchos aspectos, especialmente en los meteorológicos, geomorfológicos y de actividad fluvial". Además, las primeras fotografías mostraron señales de erosión por caudales de algún tipo de líquido, posiblemente metano.

La sonda aterrizó en "la frontera entre un terreno helado brillante y erosionado por actividad fluvial, y una zona más oscura que parecía como el lecho seco de un río o lago". La Huygens encontró, nada más tocar suelo, unos guijarros helados de unos centímetros de diámetro, y un suelo con la consistencia de arena mojada, esponjoso y extremadamente frío (a unos 180ºC bajo cero).

Imagen
Imagen del suelo de Titán (foto: ESA/NASA)

Los vientos soplaban en la misma dirección en la que Titán rota, del oeste al este, a una velocidad de unos 450 kilómetros por hora, aunque la velocidad disminuía a medida que la sonda se aproximaba al suelo, menos en una franje comprendida entre los 100 y los 60 kilómetros de altura, donde el viento de extremada virulencia.

La sonda detectó neblina en buena parte de su descenso, especialmente muy cerca del suelo, lo que ha sorprendido a los científicos, que en sus modelos de predicción establecían que esa era una hipótesis casi descartable en Titán. La neblina, eso sí, era lo suficientemente débil como para que la sonda pudiera tomar fotografías de la superficie de la luna.

Los primeros estudios de muestras orgánicas analizadas por la sonda confirman la presencia de organismos químicamente complejos tanto gaseosos como sólidos, lo que reafirma la teoría de que esta luna puede albergar moléculas similares a las que en su día dieron origen al planeta Tierra.

En la superficie la sonda también encontró Argon 40, prueba de que Titán no sólo ha tenido en el pasado, y probablemente tiene todavía, actividad geológica interna.

Volver a “Sol, Luna y Planetas”