Guion

Avatar de Usuario
nandorroloco
Mensajes: 3689
Registrado: 09 Ene 2006, 00:00

Mensajepor nandorroloco » 21 Feb 2006, 15:38

:eeeek:

Asombrado y atento.

Avatar de Usuario
Telescopio
Mensajes: 3186
Registrado: 13 Dic 2004, 00:00
Ubicación: España y olé
Contactar:

Mensajepor Telescopio » 22 Feb 2006, 09:19

EL SECRETO DE MEDEA
octava y novena parte

La climatología de Medea estaba muy condicionada, como la de la Tierra, por la inclinación de su eje. Pero mientras que en nuestro planeta la inclinación es de 23.5º, lo que origina entre otros fenómenos la sucesión de las estaciones, la distinta duración del día y de la noche o los prolongados períodos de oscuridad y luz en los polos, en Medea la inclinación media era de 15 grados. Como resultado, las zonas templadas gozaban de una prolongada primavera, los días y noches tenían duraciones más igualadas y la región polar era pequeña. Si ésta existía era más que nada gracias a los peculiares patrones de circulación atmosférica y corrientes marinas de aquellas latitudes que mantenían la región relativamente aislada. Medea no sería un mal lugar para vivir, si algún día se decidían los humanos a colonizarlo.

Mientras los expedicionarios del "Argo" se refugiaban en el "Jasón" para descansar, la temperatura empezó a descender y el sol de Medea se deslizaba perezoso sobre el horizonte. Y cuando parecía a punto de desaparecer, se detuvo para, al cabo de unas horas, empezar a ascender de nuevo. Cornichev explicó que era la versión local del "sol de medianoche" terrestre. Sólo que allí sólo se producía por encima de los 84º grados de latitud. Y ellos estaban sólo un poco más al norte.


Aunque todos estaban más excitados que cansados, las órdenes de Huang fueron terminantes y todos durmieron al menos cuatro horas después de ingerir una frugal comida que, como era habitual, concitó las críticas de Iparraguirre y Anami por su escaso atractivo. Tras la siesta se repartieron el trabajo. Iparraguirre y Cornichev se centraron en el diario que el último había descubierto en la cabina del vehículo de aterrizaje estrellado y no tardaron en descubrir que en realidad se trataba de un libro electrónico cuyas páginas estaban fabricadas con un material sintético, un polímero de alta resistencia que contenía una matriz de tinta electrónica que sin duda debía activarse con un puntero a modo de bolígrafo. La batería del libro estaba agotada, pero no le fue difícil darle la energía necesaria.

—Es de una tecnología bastante similar a la nuestra —comentó Iparraguirre—. Aunque este aparato es de diseño algo tosco, es bastante robusto y cumple muy bien con su misión. Cornichev opina que, por el tipo de grafía, casi con seguridad pertenecía a una de las mujeres, seguramente de la teniente coronel Karamova, a la que supongo jefa de la expedición. No le llevará mucho tiempo haceros un resumen del contenido. Luego nos pondremos a trabajar con el disco duro del ordenador y con el asistente de la doctora Morava.

—Estupendo —asintió Huang—. A ver si podemos desenredar esta madeja. ¿Anami?

—Voy a ponerme a trabajar con el ordenador del "Argo" en unas simulaciones bastante complejas sobre estados cuánticos —informó—. Necesito mucha potencia de cálculo pero creo que en unas horas podré tener alguna pista que explique cómo llegó aquí esta gente. Tengo un par de ideas que necesito confirmar.

—Muy bien. Mientras tanto nosotras vamos a ponernos al día de las investigaciones de las sondas y los robots en el resto del planeta. Venga, manos a la obra.

Las horas pasaron rápido mientras cada uno se ocupaba de sus quehaceres. Fuera, la luz del día volvía a inundarlo todo y un grupo de loros salió de su madriguera para dirigirse hacia la banquisa a desayunar. Samantha Yhu estaba fascinada con aquellos animales, con mucho los más inteligentes que habían descubierto hasta la fecha en Medea.

—Son gregarios y cazan en grupos con una clara división de tareas: unos sacan del agua a los peces-alga, otros los matan y trocean y luego reparten la comida, empezando por las crías. Parece que sólo pescan aquello que necesitan. Además, son tremendamente curiosos y no dejan de ser simpáticos con esa forma de moverse sobre sus patas traseras. Y está claro que emplean algún tipo de lenguaje entre ellos. Un bichejo encantador.

—Sí, estoy seguro que a los peces-alga también les parecen encantadores.

—Ríete lo que quieras, Xavier, pero tal vez estemos ante el equivalente medeano de los primates.

—¿Monos con pico de loro? Sería lo que nos faltase... Imaginaros al embajador de Medea en la Tierra dentro de unos millones de años: una cosa mezcla de oso polar, pingüino, chimpancé y guacamayo vestido con un frac presentando sus cartas crecenciales mientras se zampa unos canapés de pez-alga a la bilbaína. Desde luego, todo un espectáculo.

—Vete a paseo.

—Contigo, cuando quieras.

El día transcurrió sin grandes sobresaltos y a la caída de la noche todos se reunieron para la cena. Después, y a sugerencia de Huang, prolongaron la sobremesa para compartir sus respectivos hallazgos.

—Bien —empezó Iparraguirre—, pese a mi escepticismo inicial, parece ser que nuestros amigos soviéticos proceden realmente de un universo paralelo al nuestro. Eso está claro, aunque los detalles de cómo es posible eso y cómo han llegado aquí los tiene Anami. No me ha dicho gran cosa, ya sabéis cómo es, pues prefiere tenerlo todo atado y bien atado, aunque sí me ha sugerido que nos vamos a llevar una sorpresa.

—Vale. ¿Qué es lo que sabéis?

—Hemos logrado acceder a los datos almacenados en la tarjeta de memoria del asistente electrónico de Morava —continuó Cornichev—. Contiene muchísima información, aunque alguna se ha perdido. Entre lo que hemos descubierto en este aparato hay libros electrónicos de todo tipo, vídeos, fotografías, algunas holografías, datos de trabajo, informes meteorológicos y médicos, etc. No hemos terminado de revisarlo todo, claro, pero junto a lo que contenía el ordenador de vuelo y el diario de Karamova hemos podido hacernos una idea general de la situación.

»En su mundo alternativo, la URSS no desapareció a finales de la década de los 80 del siglo XX. Todo lo contrario: se mantenía próspera y pujante. Por lo que hemos averiguado, en el régimen se impuso desde finales de los 20 una línea moderada que se apoyó en el éxito de la NEP, la Nueva Política Económica, que promoviese Lenin al principio de esa década. Mientras que en "nuestra" URSS Stalin sucedió a Lenin en 1924 a pesar de la oposición de éste, que lo consideraba al georgiano un hombre ambicioso y sin escrúpulos, en "su" Union Soviética Stalin fue asesinado antes de llegar al poder por orden de Trosky (en nuestro mundo, Trosky fue asesinado en el exilio por orden de Stalin). Gracias a esto, la URSS de Karamova y sus compañeros nunca conoció las grandes purgas de los años 30 que tanto daño hicieron a la sociedad soviética, ni la colectivización forzosa del campo, que tanta miseria y hambre ocasionó.

En los monitores aparecieron viejas imágenes en blanco y negro, aparentemente rodadas en el primer tercio del siglo XX. Mostraban un desfile en la plaza roja presidido por un hombre uniformado alto y elegante, rodeado por otras personas, sin duda jerarcas del partido y del Estado.

—Estas imágenes están extraídas de unos documentales de historia que estaban almacenados en el asistente electrónico de Morava. Ese es Vasilyi Sirotenko, miembro del Politburó entre 1925 y 1930 y secretario general del PCUS y máximo dirigente de la URSS entre 1931 y 1949. Al principio no era más que un joven y oscuro colaborador de Lenin y Trosky, pero se las apañó para escalar posiciones durante las luchas sucesorias que se produjeron tras la muerte de Lenin. Fue el arquitecto de la URSS “alternativa” en la que nacieron y crecieron Karamova y sus compañeros.

»A finales de los años 30, y gracias a su línea moderada, la URSS era una sociedad próspera que había renunciado a la expansión de la Revolución para centrarse en la solución de sus propios problemas y que consideraba el conocimiento científico como la actividad más dignificante del perfecto hombre socialista. Por lo que hemos leído en un par de libros de historia contenidos en el aparato de Morava, en su mundo nuestra II Guerra Mundial en Europa no fue más que un pequeño sobresalto bélico, una aventura militar nazi que fue rápidamente controlada mediante una breve campaña franco-británica en 1938. Hitler fue depuesto y poco después ejecutado. Jamás hubo un Holocausto. Jamás se creó el estado de Israel.

—Por no haber, ni siquiera hubo una guerra civil en España —añadió Iparraguirre.

—Sorprendente.

—Lo que sí se produjo fue la guerra del Pacífico entre EEUU y Japón —continuó Cornichev—. Y es ese mundo alternativo, los compatriotas de Anami llevaban las de ganar. Eliminaron a la flota americana del Pacífico, destruyeron sus bases, conquistaron Hawaii a sangre y fuego e incluso lanzaron ataques aeronavales sobre la costa del Pacífico. Entonces la URSS consideró que las cosas habían ido demasiado lejos y declaró la guerra al Japón en 1942, invadiendo el archipiélago. Fue una guerra extraordinariamente dura, que sólo terminó cuando los la URSS lanzó una bomba atómica sobre Okinawa en 1944.

Nuevas imágenes aparecieron en las pantallas. Tropas desembarcando en una playa. Grandes bombarderos. Un misil similar a una V-2 pero más grande despegando, una explosión nuclear. El emperador nipón firmando la rendición...

—¿Los rusos tuvieron primero la bomba?

—Sí, así fue en su mundo, Lara. Ya os digo que el régimen consideraba el desarrollo científico como prioritario y supo atraer a los mejores cerebros de su tiempo. Incluso Albert Einstein trabajó para ellos durante dos décadas en Leningrado. Wenher von Braun y Korolev diseñaron los primeros misiles tácticos y estratégicos, entre ellos el que lanzó la primera bomba atómica...

»El caso es que en 1945 la URSS era la potencia hegemónica del planeta. Su influencia se extendía desde China hasta Europa occidental, pasando por Oriente Medio y el norte de África. El régimen había evolucionado en lo económico hacia un próspero "socialismo de mercado" o "capitalismo socialista", parecido al que conociera China en el último cuarto de nuestro siglo XX, y en lo político hacia una democracia autoritaria. Mientras, los americanos, aún traumatizados por la guerra contra Japón, optaban por una política de aislamiento. La ONU allí se llamó la “Comunidad de Naciones Democráticas”, con sede en Ginebra.

—El mundo al revés —comentó Lara Sodoswki.

—Para nosotros, no para ellos —replicó Iparraguirre—. Comparado con el suyo, la historia de nuestro mundo en el siglo XX es de locos.

»En su mundo alternativo la hegemonía de la URSS se prolongó en el tiempo, aunque con el paso de los años crecieran otros poderes regionales, como la Federación de Estados Europeos (su versión de nuestra Unión Europea), la Confederación de Estados de América del Sur y la República China o el mismo Japón, que tras la guerra del Pacífico se convirtió en república. En 1948 la URSS puso el primer satélite en órbita ¿Adivináis como se llamaba?

—¿Sputnik?

—¡Premio! Tres años más tarde colocaban al primer hombre en el espacio y en 1960 daban sus primeros pasos sobre la Luna. La ausencia de una amenaza militar creíble hizo que las inversiones en ciencia y tecnología se convirtieran en el motor de la economía soviética. Tenemos datos que indican que en la segunda mitad de su siglo XX hasta un 10% de su Producto Interior Bruto estaba destinado a I+d, y de ese total, cerca de un 25% se dedicaba a la astronáutica.

Nuevas imágenes se proyectaron en los monitores. Cohetes despegando, artefactos espaciales, un astronáuta correteando por la superficie lunar, otro clavando una bandera roja...

»A partir de entonces su progreso en astronáutica no hizo sino acelerarse. A finales de los 70 ya tenían bases lunares y estaciones espaciales capaces de albergar a medio centenar de personas en condiciones de gravedad artificial y en 1987, en el septuagésimo aniversario de la Revolución de Octubre, una misión multinacional clavaba en las arenas de Marte las banderas soviética, norteamericana y europea. Para el 2000 sus astronaves impulsadas por motores atómicos de fisión pulsante habían llevado al hombre al sistema joviano. En 2017, en el centenario de la Revolución, desembarcaban en Titán; para entonces ya empleaban astronaves impulsadas por fusión de deuterio y helio-3. Y ya disponían de grandes cantidades de antimateria gracias a los generadores de efecto Casimir, cosa que nosotros no fuimos capaces de empezar a hacer hasta los años 30 del siglo XXI.

—¡Qué barbaro! —exclamó Yhu—. Parece que en muchas cosas iban bastante por delante de nosotros.

—Sí, en efecto —confirmó Cornichev—. Sus científicos desarrollaron casi veinte años antes que nosotros la Gran Teoría y mostraban un gran conocimiento de la gravedad cuántica. Eso les permitía crear mini-concentraciones masivas de materia en sus aceleradores de partículas, microagujeros negros, agujeros de gusano...

—¡Un momento! —Huang levantó la mano- ¿Disponían de una tecnología similar a la nuestra para abrir túneles espacio-temporales?

—Así es. Al menos treinta años antes que nosotros.

—¿Y por qué se embarcaron en un viaje interminable a la mitad de velocidad de la luz para llegar aquí? ¿Acaso sus agujeros colapsaban?

—No, no van por ahí los tiros —dijo Iparraguirre—. Anami tiene los detalles al respecto. Él os lo explicará mejor. El caso es que optaron por viajes estelares "convencionales" en astronaves movidas por motores de impulso asimptótico.

—¿Impulso qué? —gruñó SodowskiSodoswkiSodoswki

—Asimptótico —repitió Iparraguirre—. Es la traducción que le ha dado Iván al original ruso. Parece que ha tomado prestado el término de un escritor de ciencia-ficción del siglo XX.

—De Arthur C. Clarke —puntualizó Cornichev—. No es lo mismo pero es parecido. En su novela Imperial Earth Clarke describe un método de propulsión basado en la inyección de hidrógeno en un microagujero negro. Allí se acelera y sale disparado por el otro extremo a velocidades extraordinariamente altas. Pero nuestros amigos sabían, como sabemos nosotros, que eso era inviable debido entre otras cosas al fenómeno de la evaporación de los microagueros. Así que basaron sus motores asimptóticos en grandes condensaciones de materia en micro-puntos, pero sin alcanzar la fase de agujero negro...

—Es decir, en algo parecido a mini-estrellas de neutrones —aclaró Iparraguirre.

—Eso es. Inyectas una masa de reacción, se acelera alrededor del punto de densidad y sale lanzado a velocidades relativistas. El motor que impulsaba la astronave de nuestros desgraciados amigos, la "Nadezhda" y a sus otras dos naves gemelas, era capáz de alcanzar velocidades de escape de unos 95.000 km. por segundo con un empuje de media gravedad. El impulso se mantuvo durante un año, alcanzando la mitad de la velocidad de la luz.

—¿Naves gemelas? ¿Acaso hay otras?

—Sí, Yhu —asintió Cornichev—. La "Nadezhda" formaba parte de una flotilla de tres naves con tripulaciones rusas, euro-norteamericanas y chinas enviadas a tres sistemas solares distintos en un radio de treinta años-luz.

Ahora la pantalla mostraba una recreación tridimensional de la "Nadezhda". Era una nave de gran tamaño, similar en dimensiones a la “Argo”.

—¿Y los astronautas? —volvió a preguntar Yhu— ¿Cómo resistieron el viaje? Porque a esa velocidad, la contracción del tiempo...

—Se quedó en poco más de 49 años. No, nuestros amigos no envejecieron en la nave, como es evidente. Simplemente, viajaron en estado de suspensión vital.

—¿Hibernados?

—Criogenizados, para ser más exactos —puntualizó Cornichev—. En esto no nos sacaban a mediados del siglo XXI mucha ventaja, pero nosotros descartamos el procedimiento al desarrollar la tecnología de los agujeros de gusano.

—¿Y qué fue mal?

—Según el diario de Karamova, todo marchó bien durante el primer mes, tiempo que permanecieron en órbita preparando el descenso. Pero un mal día hubo un problema en el núcleo del motor, que se desestabilizó. Tuvieron que abandonar la "Nadezhda" a toda prisa. La nave terminó por explotar y la onda de choque les alcanzó haciéndoles caer de forma descontrolada sobre el planeta. El resto, os lo podéis imaginar.

En ese momento entró Anami en el comedor. Traía un cuaderno electrónico en la mano y parecía estar muy cansado.

—¡Hombre, Inami! —le saludó Cornichev- Llegas justo a tiempo. ¿Qué has averiguado?

—¿Ya sabes por qué esta gente esta gente estaba en nuestro universo? —preguntó Lara.

Koreshige Anami se quedó mirándola con ojos extraños, como si no entendiera lo que acababa de decir la joven especialista en botánica. Luego dirigió la mirada a todos los demás y dijo:

—¿Es que todavía no os habéis dado cuenta?

Todos se quedaron en silencio. Un silencio espeso. Anami suspiró y se sentó.

—Creo que tengo que explicaros detalladamente algunas cosas fundamentales. Veréis...

(Mañana, El secreto de Medea será por fin desvelado)

Avatar de Usuario
nandorroloco
Mensajes: 3689
Registrado: 09 Ene 2006, 00:00

Mensajepor nandorroloco » 22 Feb 2006, 09:58

Pues... explica, explica!!! :eeeek:

Avatar de Usuario
procy
Mensajes: 2130
Registrado: 28 Ago 2005, 23:00
Ubicación: Albacete
Contactar:

Mensajepor procy » 22 Feb 2006, 11:24

alaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa.......... claroooo!!!, los que han saltado a otro universo paralelo son ellos!!! al usar agujeros de gusano!

Avatar de Usuario
FeAR
Mensajes: 399
Registrado: 18 Feb 2006, 00:00
Ubicación: Elda (Alicante)
Contactar:

d

Mensajepor FeAR » 22 Feb 2006, 15:18

Dios, Cuantas ideas Telescopio!
Si no estas en el cine, deberias cambiar de profesion. :o

Avatar de Usuario
Jomlop
Administrador
Administrador
Mensajes: 1149
Registrado: 24 May 2004, 23:00
Ubicación: Martos (Jaén)
Contactar:

Mensajepor Jomlop » 22 Feb 2006, 15:28

JEjEJEJejeejejje mag-ní-fi-co para el año que viene en astromartos pasaremos de estrellas y conferencias y convocaremos un concurso de relatos de ciencia ficción
"Una vez hayas probado el vuelo siempre caminarás por la Tierra con la vista mirando al cielo, porque ya has estado allí y allí siempre desearás volver" Leonardo da Vinci ¡Lo dijo 400 años antes de alguien volase!

Marta
Mensajes: 604
Registrado: 20 Dic 2005, 00:00
Ubicación: Vizcaya

Mensajepor Marta » 22 Feb 2006, 23:32

Pues no dudo, Jomlop, de que los concursantes lo tendrán muy, pero que muy difícil para competir con Telescopio. Lo único que podrían hacer es luchar por el segundo y tercer premio. Ten en cuenta que no sólo habría que valorar la imaginación del relatista sino una serie de factores que complementan la misma, como es el suspense que suscita al lector, una documentación dilatada y precisa, la preparación de un organigrama conciso para poder desarrollar toda la trama y todo ello, conjuntado con una expresión correcta y que atraiga la atención del lector. Y todos estos elementos están recogidos en este relato y eso que no ha terminado. Ahora bien, ¿quién se atrevería a competir?
Saludos,
Marta.

Avatar de Usuario
Telescopio
Mensajes: 3186
Registrado: 13 Dic 2004, 00:00
Ubicación: España y olé
Contactar:

Mensajepor Telescopio » 23 Feb 2006, 08:03

Caramba, Marta, tómate lo que quieras, yo invito...

Procy, te voy a dar unos azotes :twisted:

Bueno, pues enseguida, el desenlace.

Hasta ahora

Avatar de Usuario
procy
Mensajes: 2130
Registrado: 28 Ago 2005, 23:00
Ubicación: Albacete
Contactar:

Mensajepor procy » 23 Feb 2006, 09:24

ayyyyyyyyyyyyyyyy :(

Perdon, pendon digooo, perdon ... no queria chafarlo pero como lo vi tan claro pense que todo el mundo se habria dado cuenta de como terminaba...

Avatar de Usuario
nandorroloco
Mensajes: 3689
Registrado: 09 Ene 2006, 00:00

Mensajepor nandorroloco » 23 Feb 2006, 10:17

Pero yo aún estoy intrigado...
O:)

Pueden haber más posibilidades... No sé... no necesariamente han de venir de un universo paralelo. Pueden provenir del mismo universo... que ha tomado otro camino... digamos que a escala macroscópica se aplican las teorias sobre los caminos probables, o historias probables, que se ha comprobado en las partículas. Quizá nuestro horizonte de sucesos, donde estamos encerrados, no nos permite conocer esas posiblidades... y pasar por una singularidad puede hacer que se vuelvan a juntar las historias, al igual que se describe en las "cuerdas".... Puede ser que no podamos viajar en el tiempo, pero podemos tomar distintos caminos y coincidir en el futuro... de manera que podamos comprobar de alguna manera el recorrido de uno o varios caminos posibles. Vaya, que en Ciencia Ficción todo es posible... más o menos verosímil, pero posible.

Saludos.

Volver a “Principiantes”