COLIMADO DE MI C150N

Avatar de Usuario
pegaso
Mensajes: 1459
Registrado: 10 Ago 2006, 23:00

COLIMADO DE MI C150N

Mensajepor pegaso » 01 Sep 2006, 12:16

Hola,

Tengo un C150N, he leido algo acerca de la colimación para no preguntar por preguntar, pero no resuelvo mis dudas.

Si miro por la abertura que hay para colocar las opticas (sin colocar ninguna), veo dos circulos, uno en el que se ve mi ojo con un puntito negro en el centro (se ve turbia la imagen), y alado del mismo otro circulo (que no toca al anterior) y que es como un espejo que refleja la imagen sin distorsión.

Me podeis orientar un poco en este aspecto, ya que es util para mi y seguramente para mas de un novatillo...jeje

Un saludo y muchas gracias!

Avatar de Usuario
Arbacia
Mensajes: 13791
Registrado: 22 Oct 2005, 23:00
Ubicación: Rivas-Vaciamadrid
Contactar:

Mensajepor Arbacia » 01 Sep 2006, 12:21

echa un vistazo a este hilo:

http://www.asociacionhubble.org/modules ... pic&t=6114

Mirando por el agujero del portaocular si el telescopio está colimado podrás ver varios circulos concentricos que de fuera hacia dentro son:

1.- borde del tubo enfocador (en el dibujo de abajo es el circulo más externo)
2.- borde del espejo secundario (en el dibujo la estructura cuadradota es el porta-secundario. el espejo es el circulo en contacto con él)
3.- imagen reflejada del espejo primario en el secundario (ese circulo con tres manchitas negras (son las grapas) en el borde)
4.- imagen reflejada de la araña en el primario. (la araña la reconocerás por sus patas. en el centro verás tu ojo o el centro del agujero del útil que te conté antes.

Cuando miras por el portaocular de unn telescopio colimado deberías ver algo similar a esto:

Imagen

Fijate que en este dibujo se ha representado el cuerpo del espejo secundario completo, con su portaespejo, eso no es normal. Lo normal es que el secundario ocupe casi todo el campo, llegando casi hasta el borde del campo de visión.

Si aquello no está colimado veras los diferentes circulos descentrados. Esa media luna oscura son las paredes del tubo del telescopio.

Imagen

Empezaremos centrando el espejo secundario. Es posible que el espejo no esté situado en el centro justo del tubo (como si lo vieses desde la boca del telescopio). Esto lo ajustarías regulando la tensión de las patas de la araña, lo harás tocando los tornillos que suelen estar en el tubo del telescopio por fuera a unos centímetros del borde de la boca. Afloja una pata antes de tensar la opuesta. Así desplazarás el secundario hasta que lo tengas separado de todas las paredes por igual, justo en el centro.

Además, el secundario tiene 4 tornillos, tres de ellos -los tres de la periferia- regulan la inclinación pero el cuarto -el central y más gordo- regula el desplazamiento del secundario a lo largo del tubo. Mirando por el portaocular deberías ver el borde del espejo secundario (que te recuerdo que es eliptico) como un circulo y perfectamente centrado respecto el borde del portaouclar. Cuando lo consigas podrás continuar. Recuerda dejar todas las patas de la araña tensadas.

Una advertencia de seguridad: toca los tornillos del secundario con el tubo del telescopio casi horizontal y casi acariciando con la otra mano el porta-secundario. Si por casualidad se suelta el porta-secundario con el tubo vertical, el secundario podría caer casi un metro hasta chocar con el primario. Podria romperse uno o los dos espejos. Si se cayera con el tubo horizontal la caida sería de sólo unos centímetros. En cualqueir caso, sujeta con la otra mano el porta.

Ahora, debes hacer que los bordes del primario se vean, para guiarte usa las grapas laterales (suelen tener 3 ó 4) que sujetan el espejo primario en su celda. En su defecto usa el borde del espejo (pero con cuidado de no liarte con otros bordes redondos que verás). Ajustando los tres tornillos que regulan la inclinación del del secudario lograrás ver las grapas (o el borde del espejo primario) como en esta figura

Imagen

Cuando termines de ajustar comprueba que has dejado tensados (no apretados a fondo) los tornillos de colimación del secundario.

Ahora hay que hacer que la araña se vea centrada, para ello regularemos la inclinación del espejo primario. Hay espejos primarios que tienen una marca justo en el centro del primario, esta marca ayuda a centrar la imagen del secundario (de la araña) en el primario. Si tu primario no tiene esa marca y en alguna ocasión lo desmontas aprovecha la ocasión para pegar una marca. Si no tiene la marca, calcula el centro a ojo.

Para regular la inclinación del espejo primario, deberas tocar los tornillos de colimación que estan situados en la trasera del tubo, justo detrás del espejo. Posiblemente tendrás una tapa que deberás retirar. También es posible que haya otros tres tornillos que bloqueen el primario, deberas aflojarlos antes de intentar ajustar los de regulación. Una vez bien ajustado el borde deberia verse más o menos como en este dibujo:

Imagen

Vuelve a apretar los tornillos de fijación del primario y pon la tapa en su caso.

Con eso terminas.


Más cosas.

1.- Es posible que el portaocular no esté bien instalado y no sea perpendicular al eje del tubo principal. Puedes usar desde plomadas hasta escuadras para comprobarlo. Para ajustarlo hay que desinstalarlo y calzarlo con anillas.

2.- las patas de la araña suelen ser láminas de chapa (no siempre). Si es así es posible que las láminas se alabeen y se retuerzan. Eso significa que en vez de verlas finitas las verás gordotas y sus figuras de interferencia molestárán más y empobrecerán la clidad de la imagen. Y las regulo mirando contra un cielo brillante, de dia y comprobando sus reflejos. De noche usa la luna. Si ver los radios de la araña iluminados con la luna descentrada... habra que ajustarlos

Suerte y paciencia. Mucha paciencia...

Despues te toca hacer la prueba de la estrella
LightBridge 12" y 16"; Celestron C8 (1978) y CGE C11
http://www.astrosurf.com/patricio/
Observatorio Tres Juncos

Avatar de Usuario
pegaso
Mensajes: 1459
Registrado: 10 Ago 2006, 23:00

Mensajepor pegaso » 01 Sep 2006, 12:26

Muchas gracias!!!

Todo resuelto

Un saludo

Volver a “Principiantes”